A lo largo del año, una de las principales preocupaciones de muchos padres, especialmente durante los periodos vacaciones, es que sus hijos puedan aprovechar lo máximo posible esos días de desconexión fuera de la rutina habitual de los colegios, y que en cierto modo, puedan vivir una experiencia muy recomendable para afrontar los próximos meses con renovadas energías, tanto físicas como mentales.

Hoy en día, los padres cuentan con diversas opciones para que sus hijos aprovechen y combinen adecuadamente tanto ocio y aprendizaje; una de ellas es sin lugar a dudas apuntar a sus hijos a un campamento con el colegio, con sus compañeros de siempre, disfrutando, conviviendo y descubriendo nuevas experiencias que les ayuden a moldear su personalidad en plena naturaleza, mientras interactúan y viven una experiencia inolvidable.

En campamentos como Casa de los Forestales en Toledo, es posible aprovechar todas las ventajas que ofrece un campamento con el colegio.

Principales ventajas de apuntarse a un campamento con el colegio

Una de las principales ventajas de estos campamentos es la experiencia que se adquiere después de convivir con otras personas. Muchos chicos al salir de su rutina diaria en casa de sus padres, conocen unas nuevas normas y maneras de vivir. Compartir con sus compañeros de colegio un lugar común donde dormir, comer y realizar actividades, ayuda a empatizar y comprender que hay otras formas y reglas diferentes a las que al momento conocían en su hogares.

Convivir con sus compañeros ayuda igualmente a fomentar la independencia y la autonomía, ya que hay que adaptarse de forma común a seguir unas normas esenciales de convivencia, como arreglar el propio cuarto, recoger la ropa, mantener ordenado los enseres personales, etc. Esto es especialmente importante, sobre todo en campamentos que cuentan con cabañas donde se alojan varios personas y donde es necesario respetar y seguir unas reglas comunes, y en donde la organización depende del criterio de uno mismo.

Durante esos días se aprovecha cada minuto al máximo. Hay tiempo obviamente para el descanso, pero también para aprender y conocer cosas nuevas. Desde nuevas actividades, experiencias o deportes en equipo que les ayudarán a desarrollar sus habilidades o a perfeccionar las que hasta ahora tenían. Una excelente oportunidad de descubrir cosas completamente desconocidas hasta el momento, que perfectamente pueden ser el punto de partida para que al regreso del campamento, se continúe por practicar o descubrir más sobre ello.

Igualmente, otra de las ventajas de estos campamentos con el colegio, es la adquisición de valores que se obtiene a la hora de conocer y comprender otros puntos de vista. Pasar 24 horas con otros compañeros, ayuda a adoptar una postura de responsabilidad, compañerismo y amistad, con el fin de disfrutar en grupo de todo lo que puede ofrecer un campamento vacacional con los compañeros del colegio.

Estos campamentos ofrecen también una excelente oportunidad de disfrutar en plena naturaleza de unos días maravillosos. El actual ritmo de vida de muchas familias, lleno de estrés, agobios y falta de tiempo en las grandes ciudades, ha motivado que muchas personas, especialmente los más pequeños, se desliguen del contacto con la naturaleza. Los campamentos de verano en parajes naturales como el de Toledo, ayuda a reactivar en muchos casos, ese contacto perdido con bosques, animales, ruidos, que no se pueden aprovechar debidamente si se vive en una gran urbe.

Los campamentos con el colegio se presentan como una buena elección para muchos padres que no saben o desconocen qué hacer con sus hijos, para que aprovechen y descansen debidamente unos días con sus compañeros, que sin lugar a dudas serán de lo más beneficiosos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *